El castillo de los olores

cuentos infantiles castillo de los olores

En una casa en el bosque vivía una familia con tres hijos. Dos varones y una niña, que era la mayor, además egoísta y caprichosa, tan sólo pensaba en sí misma. Un día la atacó una enfermedad que los doctores no pudieron curar.

Un día un viejo leñador les dijo que el egoísmo había enfermado a la niña. Y el remedio se encontraba en el castillo de los olores. Pues ahí se guardaban los aromas más bellos del mundo, y cada uno representaba a una cualidad humana: la bondad, el amor, la generosidad y la humildad. Debían traerlos en cuatro tarros de cristal.

Por indicaciones del leñador, los tres hermanos fueron al castillo. Al entrar vieron cuatro puertas. Al entrar en la primera, vieron un pajarito con un ala rota en el suelo. La niña, lo pidió para cuidarlo y cuando lo tomó entre sus manos, sopló un viento que llenó uno de los tarros de cristal.

Al abrir la segunda puerta, de la pared cayó un escudo sobre el pie de uno de los niños. La niña quitó el escudo del pie de su hermano. Rompió su lindo vestido para hacer una venda. Y otro de los frascos, se llenó.

En la tercera puerta, sentían mucha hambre, y sólo tenían dos trozos de pan. La niña pidió compartió el suyo con su hermano. Fue así que se llenó el tercer frasco.

En la cuarta puerta pudieron ver un tapiz sobre la pared, que tenía dos escenas, una representando a un caballero que maltrataba a sus siervos y la otra, con el mismo caballero, vencido por aquellos vasallos. Al verlo, la niña reconoció ser como el caballero, por herir a su familia y no disfrutar de ellos y su amor. El cuarto frasco se llenó y los niños regresaron a su casa.

Cuando faltaba poco para llegar, la niña se levantó de la camilla y caminó por sí misma. A partir de entonces, la niña cambió su manera de ser y volvió a reír, pues disfrutaba del amor de los suyos y de las pequeñas cosas de cada día.

Un pensamiento en “El castillo de los olores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *