Archivo de la etiqueta: cuentos

Piel de Oso


Mientras un joven soldado atravesaba el bosque, le salió al paso un mago.

—Si guardas valentía en tu corazón, dispara contra el oso que está a tu espalda—. El joven hizo lo que le pedía; entonces la piel del oso cayó al suelo y el animal fue a refugiarse entre los árboles.

—Si llevas esa piel durante tres años seguidos —agregó el mago— te daré una bolsa que siempre estará llena de oro. ¿Qué decides?. Sigue leyendo

Cinco en una vaina


Cinco guisantes estaban encerrados en una vaina, y como ellos eran verdes y la vaina era verde también, creían que el mundo entero era verde. Creció la vaina y crecieron los guisantes. Fueron transcurriendo las semanas; los guisantes se volvieron amarillos, y la vaina, también. Así creyeron que el mundo se había vuelto amarillo.

Un día la vaina fue arrancada por un chiquillo, y metiendo uno a uno en su cerbatana, envió el primero a volar por el mundo. El segundo se fue directo al Sol. Los dos siguientes fueron lanzados lejos y el último fue a dar bajo la ventana de la casa de una pobre mujer dedicada a limpiar estufas, y otros trabajos pesados. En esa habitación estaba su única hija, que llevaba un año en cama, luchando entre la vida y la muerte. Sigue leyendo

El Ciervo Engreído

cuentos cortos ciervo engreído

Hubo una vez, hace mucho tiempo… un ciervo muy engreído.

Caminaba tranquilamente por el bosque, y se detuvo para beber en un arroyo, al ver su reflejo en el agua: -¡Qué hermoso soy!- se decía -¡No hay nadie en el bosque con unos cuernos tan bellos!-, agregaba para satisfacer su vanidad.

Como todos los ciervos, tenía las piernas largas y ligeras, pero adoraba tanto la majestuosidad de su cornamenta, que solía decir que preferiría romperse una pierna antes de privarse de un solo vástago de su magnífica cornamenta. Pero el pobre ciervo, no podría estar más equivocado. Sigue leyendo

El Granjero Bondadoso

cuentos cortos granjero bondadoso

Había una vez hace mucho tiempo en un país azotado por la guerra, un anciano Rey, el cual fue sacado por sus fieles del castillo a escondidas, teniendo que huir a pie y sin escolta para no levantar sospechas. Caminó y caminó por días, hasta que sus pies no podían dar un paso más, se encontraba cansado y hambriento, pero a los lejos alcanzaba a ver una granja solitaria, lastimosamente estaba en el país enemigo.

Pero su avanzada edad le impedía continuar hasta las afueras de ese lugar, por lo que no tuvo más remedio que solicitar en esa granja asilo. Lucia andrajoso y sucio por la larga travesía y aun así el granjero le brindó todo lo que necesitaba con buenas maneras. Compartió con él su humilde cena, y después le proporcionó un baño y ropa limpia, además de una confortable habitación para pasar la noche. Sigue leyendo

Piel de asno


Érase una vez… un Rey que tratando de cumplir la promesa hecha a su Reina en el lecho de muerte, de casarse solamente con alguien mejor a ella, puso los ojos es su propia hija.

Después de que el Rey superara la pruebas que la joven puso como impedimento. Su Madrina, el Hada de las Lilas, la vistió con una piel de asno, y escaparon del Palacio. Llegó a una granja; donde fue tomada como sirvienta y enviada a un gallinero en lo profundo del callejón. Era ahí donde oculta de todos se vestía con sus ropas de Princesa, así la vio un día el Príncipe haciendo una inspección de sus propiedades, y se enamoró perdidamente de ella. Aunque sufrió desconcierto cuando sus servidores le dijeron que ahí solo vivía Piel de Asno, una sirvienta renegrida y repugnante.

Al volver a su castillo cayó enfermo y para curarse pidió a su madre que Piel de Asno le hiciera una torta, atendiendo aquella orden la chica se encerró, y vestida como toda una princesa preparó la torta tan apetecida. Mientras trabajaba, un anillo cayó dentro de la masa y se mezcló a ella. El Príncipe devoró la torta y encontró la fina joya. Sigue leyendo

Una hoja del cielo

cuentos hoja del cielo

A gran altura, en el aire, volaba un ángel que llevaba en la mano una flor del jardín del Paraíso, y al darle un beso, de sus labios cayó una minúscula hojita, que, al tocar el suelo, en medio del bosque, dio nacimiento a una nueva planta, entre las muchas que crecían en el lugar. Ninguna quería reconocerla, y se burlaban de ella

Vino entonces el profesor de Botánica. Examinó la planta, la probó, pero no figuraba en su manual; no logró clasificarla. Se burlaron de ella nuevamente las plantas vecinas. Sigue leyendo

La media cobija

cuentos cortos media cobija

Un día que la familia Pérez compartía su hora de comida, llamaron a la puerta, el Padre atendió el llamado, pero de inmediato volvió a la mesa, su esposa le pregunto: -¿Quién era amor?-,¡Nadie!- respondió el hombre enérgicamente y con cierto tono de enojo. La puerta sonó de nuevo y aventó el bocado al plato. Viendo esta reacción su esposa fue a abrir la puerta, se encontró con un anciano, con las ropas sucias y desgastadas, lucia muy demacrado. Sigue leyendo

El viento y las malas lenguas

cuentos cortos viento y las malas lenguas

Existió hace mucho tiempo, un lugar donde la gente no hacía otra cosa más que criticar al semejante, en algunas ocasiones abandonaban sus deberes para reunirse a hablar a espaldas de los demás. Aquella costumbre causaba que todos vivieran con enfado y desconfianza. Cierto día un habitante cansado de tal actitud, buscó solución al asunto.

Así que se dirigió al bosque a hablar con la madre naturaleza para contarle sobre las gentes con las que estaba viviendo, tan sabia como ella es, le dio un buen consejo –Ve y habla con el viento- le dijo –pues el transporta las palabras a los oídos…-. Sigue leyendo

Peter Pan

cuentos infantiles peter pan

Wendy contaba todas las noches las aventuras de Peter Pan, a sus dos pequeños hermanos, Michael y John. Y en un de tantas noches recibieron una visita inesperada, vieron una lucecita moverse por la habitación. Era el hada Campanilla, que acompaña a Peter Pan. Con un poco de polvos mágicos, los invitaron a volar al País de Nunca Jamás, donde vivían los Niños Perdidos, Peter les señaló, al capitán Garfio y su barco, contando que tiempo atrás un cocodrilo le devoró la mano y se tragó hasta el reloj, por eso hoy se ponía nervioso al oír un tic-tac. Sigue leyendo

El Mago Merlín

cuentos cortos merlin

Hace muchos años, cuando los reinos de Inglaterra batallaban entre sí, un niño llamado Arturo fue entregado al mago Merlín para que lo educara. El mago lo llevó al castillo de un noble, quien, tenía un hijo de corta edad llamado Kay. Merlín enseñó a Arturo ciencias y ciertas fórmulas mágicas.

Los años fueron pasando y el entonces rey Uther murió sin que nadie le conociera descendencia. Los nobles acudieron a Merlín para encontrar al sucesor. El mago hizo aparecer sobre una roca una espada clavada a un yunque de hierro, con una leyenda que decía:

-Esta es la espada Excalibur. Quien consiga sacarla de este yunque, será rey de Inglaterra- Sigue leyendo