Archivo de la etiqueta: cuentos infantiles

Cinco en una vaina


Cinco guisantes estaban encerrados en una vaina, y como ellos eran verdes y la vaina era verde también, creían que el mundo entero era verde. Creció la vaina y crecieron los guisantes. Fueron transcurriendo las semanas; los guisantes se volvieron amarillos, y la vaina, también. Así creyeron que el mundo se había vuelto amarillo.

Un día la vaina fue arrancada por un chiquillo, y metiendo uno a uno en su cerbatana, envió el primero a volar por el mundo. El segundo se fue directo al Sol. Los dos siguientes fueron lanzados lejos y el último fue a dar bajo la ventana de la casa de una pobre mujer dedicada a limpiar estufas, y otros trabajos pesados. En esa habitación estaba su única hija, que llevaba un año en cama, luchando entre la vida y la muerte. Sigue leyendo

El castillo de los olores

cuentos infantiles castillo de los olores

En una casa en el bosque vivía una familia con tres hijos. Dos varones y una niña, que era la mayor, además egoísta y caprichosa, tan sólo pensaba en sí misma. Un día la atacó una enfermedad que los doctores no pudieron curar.

Un día un viejo leñador les dijo que el egoísmo había enfermado a la niña. Y el remedio se encontraba en el castillo de los olores. Pues ahí se guardaban los aromas más bellos del mundo, y cada uno representaba a una cualidad humana: la bondad, el amor, la generosidad y la humildad. Debían traerlos en cuatro tarros de cristal. Sigue leyendo

Rapunzel

cuentos infantiles rapunzel

Había una vez un hombre que tomó unas manzanas del jardín de la Bruja. Pero ella lo descubrió. El hombre explicó que tuvo que hacerlo para salvar la vida a su esposa embarazada. Entonces la Bruja lo dejó llevarse las manzanas a cambio del hijo que su esposa esperaba. El hombre estaba tan aterrorizado que aceptó. Cuando su esposa dio a luz una pequeña niña, la Bruja se la llevó. Al cumplir doce años, la Bruja la encerró en una torre que no tenía escaleras ni puertas, sólo una pequeña ventana en lo alto. Cada vez que la Bruja quería subir, se paraba bajo la ventana y gritaba: -¡Rapunzel, lanza tu trenza!-. El cabello de la joven llegaba hasta el piso. Entonces la Bruja trepaba por la trenza y se subía hasta la ventana. Sigue leyendo

Ricitos de oro

cuentos infantiles ricitos de oro

Paseando por el bosque Ricitos de Oro encuentra una casita abierta y entra. Vio frente a ella una mesa, con tres tazones con leche y miel. Uno, grande; otro, mediano; y otro, pequeñito. Ricitos de Oro tenía hambre y probó, el tazón grande y mediano estaban calientes. Después probó del tazón pequeñito y le supo tan rica que se la tomó toda.

Había también tres sillas azules. Fue a sentarse: la silla grande era muy alta, la mediana era muy ancha y en la silla pequeña, se dejó caer con tanta fuerza que la rompió. Sigue leyendo

La Ratita Presumida

cuentos infantiles ratita presumida

Erase una vez, una ratita que era muy presumida. Un día la ratita barriendo su casita, se encontró una moneda de oro en el suelo. Después de recogerla, se puso a pensar qué se compraría con ella.

-Compraré caramelos- dijo, -¡Uy no! que me dolerán los dientes-

-Pues me compraré pasteles-, -¡Uy no! que me dolerá la barriguita-

-¡Ya lo sé!, me compraré un lacito de color rojo para mi rabito- Sigue leyendo

La Bella Durmiente

cuentos infantiles bella durmienteErase una vez… una reina que dio a luz una niña muy hermosa. Al bautismo invitó a todas las hadas excepto la más malvada. Igualmente ella se presentó en el castillo y, al pasar por delante de la cuna de la pequeña, dijo despechada: -¡A los dieciséis años te pincharás con un huso y morirás!. Pero un hada buena oyó el maleficio, y pronunció un encantamiento para que en vez de morir, durmiera durante cien años y solo el beso de un joven príncipe la despertaría de su profundo sueño. Sigue leyendo

El rey rana

cuentos infantiles rey rana

Hubo una vez una princesa cuya pelota favorita fue a parar dentro del agua. La niña se echó a llorar desconsolada y apareció frente a ella una rana que se ofreció a devolverle el juguete a cambio de que la quisiera, la aceptara por amiga y compañera de juegos; y compartiera con ella todas sus comodidades.

La chica prometió todo esto, sin intención de cumplir y al tener la pelota en manos emprendió tal carrera que la rana tubo que gritar con todas sus fuerzas para que la esperara. La niña, ignoró sus gritos, seguía corriendo hacia el palacio. Sigue leyendo

La gallina roja

cuentos infantiles gallina rojaMarcelina era una gallina roja, que vivía en una gran granja rodeada de muchos animales. En el establo vivían las vacas y los caballos; los cerdos tenían su propia cochiquera. Había hasta un estanque con patos y un corral con muchas gallinas. Estaban cuidados por una familia de granjeros.

Un día la gallinita roja, se encontró un grano de trigo. Pensó que podría sembrarlo y al crecer hacer pan para ella y todos sus amigos. Sigue leyendo

Cenicienta

cuentos infantiles cenicientaHabía una vez una joven muy bella que tenía una madrastra altanera con dos hijas, del mismo carácter. Ella hacía los quehaceres del hogar y como sus vestidos estaban siempre manchados de ceniza, se ganó el apodo de Cenicienta.

Un día el hijo del rey dio un baile en el reino. Las hermanastras de Cenicienta estaban muy contentas y preocupadas de elegir los trajes y peinados para la ocasión. Y se burlaban en todo momento de Cenicienta que no podría asistir a la celebración. Sigue leyendo